Contes tradicionals

La Rebecca ens explica un conte infantil tradicional que ha fet a  llengua castellana, "El patito feo".

EL PATITO FEO

 

 

Hace muchos años en un parque muy bonito, una linda oca había puesto huevos y los huevos se empezaron a romper y entonces un pollito salió, después otro, otro, y otro más. Cuando ya habían salido unos seis pollitos, salió el último pollito. Él era distinto. No era amarillo, era gris, era más grande que los otros y tenía un pico de un color tirando a rojo. Probablemente la madre oca se disgustó viendo a su hijo porque ella y su marido se fueron, los siguieron sus seis pollitos. El patito feo, o sea el pollito extraño los siguió triste viendo que nadie lo quería.

 

Intentó jugar con sus hermanos, pero ellos no lo querían de tal modo que él se sentía solo. Cuando pasaron por un lago todos los pollitos se subieron a la oca, pero el padre no dejó que el patito feo subiera en ella. A él le costó mucho nadar por eso los perdió. Ahora sí que estaba solo.

Se volvió independiente, por las noches dormía bajo troncos de árboles. Pasaron muchos días, pero él seguía igual, solo y buscando a su familia. 

 

Un día de lluvia un cazador estuvo a punto de matarlo, pero él consiguió escapar. Después de lo ocurrido, de lejos vio algo extraordinario.

Eran pájaros blancos con picos increíbles, eran cisnes. Él se acercó y cuando pasó por encima del agua vio que ya no era gris, era blanco como los cisnes. Entonces se dio cuenta que había encontrado a su familia.

 

La moraleja de este cuento es que debemos aceptar la gente tal como es físicamente, lo que cuenta es la belleza de dentro.

 

 

Versión de Rebecca Castells

 

Fem un conte!

A Cicle Mitjà, dins l'espai de desdoblament de català hem estat treballant els contes i hem pogut crear-ne un tots junts! Aquí teniu una mostra d'un dels contes que hem creat.

Esperem que us agradi!